Skip links
Okupa

¿En qué consiste el proceso de desokupación?

La situación de los okupas en España no hace sino empeorar: más y más casos de okupación son reportados en los medios de comunicación. No hay peor pesadilla que esta para el propietario de una vivienda; por lo que, una vez que una okupación ha tomado lugar, muchas personas no saben cómo actuar ante la desesperación de tener personas extrañas habitando en su morada. 

Tomando en cuenta que el fenómeno de la okupación está bastante extendido por el país, muchos se deben estar preguntando, ¿cómo se desarrolla un mecanismo de desokupación?, ¿cómo es el asesoramiento jurídico en estos casos?, ¿cuál es el precio de una desokupación? Esto y más, responderemos en el siguiente post. ¡Presta atención! ¿Qué es el movimiento okupa y cómo nos afecta? SERVI-OKUPAS desaloja el hotel okupa de Álora (Málaga)

¿Es legal la desokupación?

Ante todo, la desokupación sí es legal; sin embargo, la ley que opera contra la acción de un okupa no funciona de forma tan sencilla. En primer lugar, el dueño del inmueble debe presentar una denuncia lo más pronto posible, pues si han transcurrido menos de 48 horas de la irrupción en la propiedad, la policía puede echar a un okupa sin orden judicial. 

Ahora bien, si este lapso de tiempo se ha cumplido y la casa se encontraba vacía en el momento de la okupación, el propietario ya no está en capacidad de solicitar un desalojo, sino que debe interponer una demanda.  De cualquier modo, ¿cuánto tiempo transcurre en echar a un okupa según el procedimiento penal y civil? 

¿Cuánto se tarda en echar a un okupa?

Como mencionamos someramente más adelante, si se demuestra que los okupas han estado en una vivienda en un periodo de tiempo menor a 48 horas, la policía puede perfectamente ejecutar una desokupación. Empero, si estas 48 horas son cumplidas, los pasos a seguir para echar a un okupa se dilatarán. 

Debes saber que existen dos maneras de realizar una desokupación legal: el sistema penal y civil. Por consiguiente, por la vía penal se intenta obtener la identidad de las personas que han okupado el inmueble, lo cual es un asunto complicado que alarga el proceso, ya que los okupas no quieren abrir la puerta, y muchas veces, cambian a los okupantes para entorpecer este objetivo, el cual es obligatorio para presentar una citación para declarar en un juzgado. 

Cuando se llegan a dar estas declaraciones, los okupas suelen argumentar que la propiedad no estaba en buenas condiciones cuando ingresaron, por lo que no lo consideraron como el hogar una persona, o que la puerta se hallaba abierta, por lo que no recurrieron a la violencia. Una vez que esto tiene lugar, se concreta una fecha para el juicio, el cual tiene una duración de uno a dos años. Durante este lapso, los okupas siguen habitando la propiedad. 

Aún así, la situación se puede volver mucha más escabrosa, pues algunos okupas abandonan la casa antes de la fecha del juicio y es tomada por otros. En consecuencia, ya dejan de cometer un delito y la denuncia deja de tener efecto, pues se tendría que colocar una nueva ante los nuevos okupantes, o sea, dar inicio de nuevo al procedimiento. Esta astuta estrategia es capaz de prolongarse por años, sin que el dueño de la vivienda pueda hacer nada.  

Por otro lado, es posible actuar por el camino civil para efectuar una desokupación, el cual tiende ser un poco más llevadero y corto. Desde julio del año 2018, entró en vigencia un nuevo procedimiento civil, en el cual los dueños de inmuebles están en capacidad de realizar una desokupación legal “express”, sin tener que someterse a tanta burocracia. 

Este mecanismo para echar a un okupa consiste en interponer una demanda, sin necesidad de tener que conocer la identidad de los okupantes. Por ello, los okupas en España tienen un plazo de 5 días para mostrar algún documento o título de propiedad de la vivienda. De ocurrir el escenario de no tenerlo, se ordenará la desokupación inmediata de la propiedad. 

Para prevenir asuntos de vulnerabilidad o exclusión social, el caso es tratado también por los Servicios Sociales, para evitar que la desokupación legal tome más tiempo en caso de que niños o personas mayores estén involucradas. Se debe tomar en cuenta que la okupación debe tener menos de un año para que esta solución sea pertinente y toma unos 6 meses o menos.

¿Cuánto cuesta una desokupación?

Después de haber analizado lo anterior, puede que te preguntes, ¿cuál es el precio de una desokupación legal? Sabiendo que por la vía civil el procedimiento fluye más rápido, sobre todo si recurres a una empresa anti okupación, el precio base parte de los 500 euros. Por supuesto, este monto varía según la empresa y las características del caso. 

Por lo que, dependiendo de estos factores, un desalojo express puede valer 2.500 euros. Muchas veces, las empresas negocian con los okupas y estos suelen pedir, al menos, 500 euros para irse. Por ende, habría que agregar este monto a la cuenta a pagar. 

Otro costo que surge de esta situación son los arreglos que necesita la vivienda si ha habido destrozos, lo cual suele ocurrir si esta fue habitada por mafias. En suma, lo más económico es evitar la okupación.

Desde SERVI-OKUPAS sabemos que la prevención es lo mejor, por lo que ofrecemos diversos dispositivos para apuntalar tu propiedad: desde alarmas anti okupas, puertas, mecanismos de alarmas, sistemas de video vigilancia, cerraduras sin llave y puertas acorazadas. Si necesitas ayuda en este sentido o asesoramiento jurídico, estaremos encantados en atenderte. 

Déjanos un comentario

cuatro × cinco =